RESPECTO A LA IDA: Albacete Balompié 3 – 0 C.D.A. Navalcarnero

Un gran Albacete no dió opción y la goleada se quedó corta

Pasó un vendabal por el Carlos Belmonte aquella tarde, y se llamaba Albacete Balompié, así se podría explicar lo que ocurrió en el choque entre manchegos y madrileños. Los de Jose Manuel Aira desplegaron un gran juego y disfrutaron de ocasiones suficientes para haber conseguido una renta mayor.

Al empezar el partido, o casi, mataría el partido el Alba, gol a los cinco minutos de Rafa Gálvez, el cordobés cogía un rechace en la frontal y disparaba poniendo el balón en la escuadra de Olmedo. A los pocos minutos Héctor tendría una clara oportunidad pero el meta visitante lo evitaría. Pero el Alba quería más, y Dani así lo quiso con un sensacional gol desde fuera del área. Aridane quería sumarse a la fiesta con dos ocasiones, pero en una su remate se estrellaba en el palo y en la otra fallaba incomprensiblemente, cuando lo más facil era marcar. Gran primera mitad la que se pudo ver hasta el momento, pero así se llegaba al descanso.

Tras el paso de los vestuarios, Gaffoor quiso darle emoción al asunto, y nada más empezar sería expulsado, lo curioso es que él pensaba que no llevaba cartulina y enfiló el vestuario incrédulo de lo ocurrido. En la misma linea pensaba el preparador físico Morga, que encarándose con un componente del Navalcarnero sería también expulsado. A todo esto, entre tanta tarjeta, el cuadro entrenado por Granero se acercó tímidamente a la portería defendida por Tomeu Nadal, pero nada más lejos de la realidad, con uno menos fue el Alba el que golpearía por tercera vez y cerraría el partido tras marcar Héctor Hérnandez en el descuento.

En resumen, recital del Alba, gran encuentro el que se pudo ver aquel día, con la sensasión de que se podría haber logrado una goleada escandalosa.

You must be logged in to post a comment Login

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.