Gaffoor: «Hay igualdad en la clasficación, no en el juego»

El defensa central del Albacete, uno de los más dolidos por el empate en Leioa del pasado fin de semana, comentaba que no se puede fallar más si se quiere aspirar a estar en las primeras posiciones

Mickaël Gaffoor, hablaba para la prensa antes de comenzar el primer entrenamiento semanal y lo hacía repasando el encuentro ante el Leioa, que todavía sigue coleando, «sabíamos que después del empate en Leioa no íbamos a quedarnos líderes, la idea era ir allí a sacar los tres puntos y creo que hicimos méritos para sacarlos. No pudo ser y ahora toca pensar en la Copa Cervantes y en casa para sacar los tres puntos el sábado en casa».

Lo cierto, es que tras el empate en tierras vascas, Gaffoor fue uno de los más afectados tras el encuentro. Quizás por la presión a la que se encuentran sometidos los jugadores de un Albacete que debe ascender en esta misma temporada, «estuve afectado como el resto del equipo. Fue un partido donde teníamos que haber ganado y como a todo jugador que está en el campo estaba jodido. Hemos hecho méritos para ganar el partido, no lo hicimos y estaba enrabietado. Sabemos que es un grupo complicado y de haber ganado hubiésemos estado a un punto del líder. Siempre es bueno ganar fuera de casa que es algo que nos está costando y por eso estaba un poco de bajón. Eso ya pasó y ahora solo hay que pensar en el presente».

En un grupo muy igualado, el Albacete se encuentra en quinta posición a solo tres puntos del líder, algo que no ocurre en el resto de grupos. Para el francés la igualdad puede estar en la clasificación, pero no así en cuanto a juego, «en cuanto a puntos hay mucha igualdad en la clasificación, en cuanto a juego no es tanto el caso. Es verdad que arriba en el País Vasco son partidos muy complicados, donde hay que ir a la pelea. Hay muchos partidos donde fuimos superiores y no lo demostramos en el marcador. Es algo que tenemos que intentar cambiar».

El equipo de José Manuel Aira es uno de los menos goleados, pero por contra uno de los que más amonestaciones acumula, un punto a mejorar según el defensa central, «tenemos que arreglarlo, nos perjudican en la acumulación como me pasó a mí, como en las expulsiones. Son cosas que perjudican al equipo y los nervios del partido hay que saber manejarlos, es parte de un buen futbolista. Todo lo que pueda sumar al equipo hay que intentar trabajarlo y las tarjetas lo son».

Ya pensando en el próximo compromiso al que se enfrentará el Albacete, Gaffoor espera cambios en el once ante el Madridejos para la final de la Copa Cervantes, «no se la idea del míster. Sí es cierto que viene bastante gente del filial a entrenar con nosotros y teniendo en cuenta que el partido de Liga es el sábado, con la cercanía de mañana, supongo que habrá alguna rotación, pero habrá que preguntárselo al míster. Aquí el objetivo es subir y todo lo demás está bien, pero lo importante es subir en mayo».

La final, será un encuentro descafeinado para unos y un partido histórico para otros. Mickaël espera que nadie se tome a broma a un rival que si ha llegado hasta aquí no ha sido de casualidad, «no sé como se lo tomará cada uno. Al fin y al cabo si el Madridejos ha llegado hasta aquí, tiene su mérito. En el fútbol sentirse superior a un rival te puede perjudicar al final. Sobre el papel lo lógico es que el Albacete se lleve esta copa, pero mañana tenemos que salir enchufados para intentar resolverlo cuanto antes».

Una vez concluida la primera parte del periplo vasco, el defensa del Albacete espera que los encuentros que encadenará por tierras madrileñas sean distintos, tanto en los terrenos de juego, como en el estilo de juego de sus equipos, «espero que los partidos contra los equipos madrileños sean algo diferentes. Creo que en sus estadios, los campos son un poco más grandes, no creo que hagan tanto juego directo como allí arriba y se nos tiene que dar mejor».

Precisamente, restaba importancia a la destitución de Josip Visnjic como técnico del Fuenlabrada, equipo al que se medirá el Albacete el próximo miércoles 2 de noviembre, «son cosas de club. Después de una victoria, no es común ver que un entrenador sea cesado, tendrán sus razones. Cuando viene un entrenador nuevo los jugadores quieren ganarse el puesto, otros quieren ganarse su confianza. A nosotros como rivales, no nos afecta para nada».

Contento por la baja cifra de goles en contra que lleva el equipo, el defensa también entona el ‘mea culpa’ al afirmar que desde la línea de atrás, deben servir mejores balones a sus compañeros para que puedan finalizar las jugadas, «antes de comenzar la temporada hablábamos de que el balance defensivo tiene que ser bueno. Si quieres estar arriba tienes que ser uno de los menos goleados. Donde tenemos que mejorar es en la parcela ofensiva, donde atrás también tenemos la culpa. Si no damos balones en condiciones a los de delante poco pueden hacer. Desde aquí tenemos que mejorar nosotros y ayudarles», apuntaba.

You must be logged in to post a comment Login

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.