Con respecto a la ida: Albacete 0-1 Valladolid

Un buen Valladolid se llevó la victoria del Carlos Belmonte tras un error defensivo

Derrota de un Albacete que atravesaba una mala racha, los manchegos pudieron empatar o incluso ganar el encuentro, pero los fallos en las zonas decisivas como el ataque y la defensa dejaron sin puntos a los blancos.

Comenzaba fuerte el conjunto pucelano el choque, avisando al Alba de que no iba a ser un partido fácil. El delantero Rodri tuvo una gran oportunidad que sería salvada por Juan Carlos casi sin saber con que la paró, el balón no quiso entrar por poco, pasó lamiendo la línea de meta. Luego al mismo protagonista le fue anulado un gol por falta en ataque. A todo esto, el Alba tuvo la ocasión para poder adelantarse en el encuentro, Portu se marchaba solo encarando la portería, tenía a Rubén Cruz solo por la izquierda, se la pasó, pero el de Utrera, en vez de tirar de primeras controló el balón y ahí se le apagó la luz, regateó al portero Kepa por dos veces pero el balón finalmente se fue por encima del larguero.

El Valladolid seguía teniendo sus opciones, como un disparo de Juan Villar en el cual Juan Carlos sacó una mano providencial, luego Alfaro pondría un buen balón para Rodri que mandaría fuera de cabeza. Y justo cuando todos pensábamos que nos iríamos al descanso con el cero a cero llegó el error de turno del Albacete. No sabemos muy bien porqué nos entró la prisa en el 45′ de la primera parte para sacar rápido a Manu Miquel, reconvertido a lateral derecho, para perderla de la manera más tonta. El lateral izquierdo Hermoso le robó la cartera y  puso un balón casi calcado al anterior para que, ahora si, marcara casi a placer Juan Villar con la testa. 

Y nada más comenzar el segundo periodo el Valladolid no se esperó para asediar a Juan Carlos. Primero Alfaro ponía en aprietos al guardameta balear para luego Juan Villar desde lejos disparara, haciendo que el meta hiciera una parada del nivel que nos tiene acostumbrados. Tenia ganas de meter el segundo el equipo dirigido en ese momento por Miguel Angel Portugal, que por cierto fue expulsado, con otra nueva ocasión de Rodri que se marchó fuera por poco. A pesar de todo, el Alba incluso estuvo a punto de por lo menos empatar el choque por medio de Jona, que se entretuvo con el balón y disparó alto, ocasión clarísima para haber logrado un punto. 

Partido para no volver a ver en caso de que tuvierais ganas de hacerlo. El Alba mostró falta de pegada, juego gris, sin convicción de lo que se hacía y con errores infantiles para el enfado de la afición local que pitaba a los suyos.

You must be logged in to post a comment Login

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.