Triunfo para seguir creyendo en la salvación

El Albacete Balompié se ha impuesto por la mínima, merced a un tanto de Rubén Cruz a los 70 minutos. El Mallorca no supo reponerse al mazazo y los tres puntos se quedaron en casa. Con la victoria, el Alba está a cuatro punto de la permanencia y quedan cinco jornadas para el final

Poco importaba hacer un buen o mal partido. Hoy lo que el Carlos Belmonte quería estaba muy claro, los tres puntos. El triunfo no se podía escapar y el Albacete se llevó la victoria porque aprovechó mejor sus ocasiones. En una jugada aislada cuando el electrónico marcaba el minuto 70, Fede Vico ponía un cuero magnífico al corazón del área y allí, Rubén Cruz saltaba por encima de su par, para cabecear a la red con un testarazo que empujó toda la afición.

Un gol que sirve para soñar con la permanencia. Un tanto que da muchísima vida a un Albacete que antes de comenzar su choque, sabía que la derrota les condenaba a Segunda B. La victoria deja la salvación a cuatro puntos y la afición lo ha dejado bien claro: ¡Sí se puede!.

Tal y como César Ferrando avisaba en la previa, los cambios en el once serían mínimos. El valenciano cumplió su palabra y solo entró Diego Benito por Jona. Rubén Cruz fue el delantero titular y aprovechó la ocasión que tuvo para anotar un gol de bandera.

Cierto que el choque fue aburrido. Demasiado espeso en muchos momentos. Pero desde el gol de Rubén Cruz, la actitud del equipo dio un giro tremendo. La falta de intensidad que se vio durante 70 minutos, se tuvo en el final. El Alba defendió muy bien durante los últimos 20 minutos y Juan Carlos solo intervino en un lanzamiento de Brandon, sacando un pié de oro.

Pocas ocasiones en la primera mitad para ambos equipos, aunque fue el Mallorca el conjunto que tuvo la más clara a los cinco minutos. En un saque de esquina de Arana, Córcoles remata a su portería, Juan Carlos se estira para despejar con una gran palomita. El rechace cae a Óscar Diaz dentro del área, pero su remate lo despeja Rubén Cruz en línea de gol.

El Alba solo se acercó con timidez en los primeros 40 minutos, con remates de Rubén, Diego Benito o Fran García. Todos se perdieron desviados y Cabrero no actuó en ninguna ocasión. Destacar que al cuarto de hora, una fuerte tromba de lluvia comenzó en el Belmonte y prácticamente no paró de caer agua hasta el final.

Antes de marcharse los dos equipos a la caseta, los blancos tuvieron su mejor ocasión en un pase al espacio para Portu. El centrocampista se marchaba en la carrera de su par, solo tenía ante él a un central y al otro lado a Rubén Cruz. Portu no supo decidir rápido, se durmió y cuando llegó al área, mandó su disparo al cuerpo de un rival. Una lástima, ya que la ocasión era inmejorable. Con el 0-0 se llegaba a vestuarios.

Rubén Cruz da vida al Alba

La segunda mitad comenzaba sin cambios y con el Mallorca golpeando primero. Fallaba la defensa del Alba, Ortuño entraba en el área prácticamente solo y definía muy mal. El delantero estaba algo escorado, pero la ocasión era muy buena.

Tanto Fernando Vázquez, como Ferrando, movieron sus banquillos. Los visitantes reforzaban su ataque dando entrada a Lago Junior y Salomao, pero lo cierto es que no lo aprovechaban. Eso sí, tenían el control del cuero ante un Albacete desdibujado.

Fue en ese momento, cuando peor estaban los locales, llegó el gol. Corría el minuto 70 y la jugada parecía aislada, pues solo estaba en el área Rubén Cruz. Fede Vico controlaba en el carril diestro a 30 metros del área. Levantaba la cabeza y decidía mandar el cuero al punto de penalti con mucha rosca. El centro era muy buen, pero mejor fue el remate del delantero andaluz. Rúben saltó, supo mantenerse en el aire para ganar por arriba a su par y sacó de la chistera un cabezazo esplendido, para mandar el cuero a la escuadra y hacer inútil la estirada de Cabrero.

Era el 1-0, el Belmonte explotaba de alegría y gritaba ¡Sí se puede!. El Alba estaba pasándolo mal antes del tanto, pero el gol dio un giro radical a la situación. Ferrando fue listo, metió a César para defender y buscar las contras con más descaro que antes y los locales se sintieron cómodos. Hicieron un fútbol simple hasta el pitido final, defendieron con uñas y dientes, no se complicaron y despejaron los balones para buscar la velocidad de César, Carmona y Antoñito.

Brandon tuvo el empate en el 81, en la única ocasión que la defensa dejó a los de Fernando Vázquez, pero apareció Juan Carlos, para poner un pié y salvar a los locales. Aún tuvo la opción el Albacete de tener un final de partido más tranquilo, pero César fallaba con la portería vacía.

En un pase interior de Carmona, Aveldaño y César luchan a la carrera. Cabrero intenta salir a la desesperada para atrapar y choca con su compañero y con César. El cuero queda suelto en el área pequeña, escorado a la izquierda. César se levanta rapidísimo, no ve que nadie le sigue, y decide disparar de primeras con la zurda. El cuero acaba en la madera y todo el campo se lamentaba de la ocasión perdida. Menos mal que era el minuto 87 y no hubo tiempo para mucho más. El Mallorca no creó problemas en los últimos instantes y el Alba, 16 jornadas después, dejaba su portería a 0.

Con el triunfo, los blancos suman tres puntos de oro y se quedan con 36, los mismos que Llagostera. Ponferradina, Almería y Mallorca, tienen 40 y la permanencia se sitúa en cuatro. El Alba tendrá una nueva final el sábado en Valladolid y de nuevo, solo sirve el triunfo.

FICHA:

ALBACETE 1

MALLORCA 0

Albacete: Juan Carlos, Córcoles, Adri Gómez, Paredes, Fran García, Mario Ortiz, Diego Benito, Jason (Carmona, minuto 58), Fede Vico (César Díaz, minuto 72), Portu y Rubén Cruz (Antoñito, minuto 81).

Mallorca: Cabrero, Company (Brandon, minuto 78), Truyols, Aveldaño, Campadabal, Héctor Yuste, Sissoko, Óscar Díaz (Lago Junior, minuto 58), Arana (Salomao, minuto 58), Pereira y Ortuño.

Gol: 1-0. Minuto 70, Rubén Cruz.

Árbitro: De la Fuente Ramos (Colegio Castellano-Leonés). Amonestaba a los locales, Córcoles y Paredes.

Incidencias: Partido correspondiente a la jornada 37 en la Liga Adelante, disputado en el Carlos Belmonte ante cerca de 6.200 espectadores. Antes del inicio, el Alba homenajeó al Club de Baloncesto en Silla de Ruedas AMIAB, vencedor por segundo año consecutivo de la Challenge Cup.

 

 

You must be logged in to post a comment Login

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.