Con respecto a la ida: Albacete 1-0 Elche

Una genialidad de Samu dió los tres puntos al conjunto manchego

Partido sin mucha historia jugado en el Carlos Belmonte, donde un gol de Jona dió la victoria a los blancos. Sólo brilló la jugada de Samu casi al final del encuentro, en la cual se adelantaron en el marcador pese a estar jugando con un jugador menos por expulsión de Miguel Núñez.

La primera mitad hubo poco fútbol, salvo algunos acercamientos peligrosos del Elche, con jugadas claras como la de Álvaro que la tuvo frente a Juan Carlos pero no perforó la portería manchega. Más tarde Alex Moreno dispuso de otra ocasión, pero el guardameta blanco estuvo atento e hizo una gran intervención. La tuvo de nuevo Álvaro pero su disparo ajustado al palo se marchó fuera por poco. Del Alba poco se supo, alguna internada por banda de César Díaz y un buen cabezazo de Gonzalo a las manos de Javi Jiménez.

En la reanudación se pusieron las cosas complicadas para el Albacete tras la expulsión de Núñez en el 57′ de partido, el pacense dejaba a los suyos con un hombre menos y casi toda una parte en superiodidad numérica en favor de los ilicitanos. Sampedro en ese momento recolocó las piezas dando entrada Pulido por Diego Benito, mientras el Elche aprovechaba esa superiodad con algún ataque sobre la portería de Juan Carlos que no llegó a fructificar.

Pero lo que nadie esperaba era lo que iba a suceder casi llegando al final, cuando el partido agonizaba, la afición local se conformaba con el empate, pero apareció Samu para hacer una jugada individual digna de enmarcar, el de Belmonte se iba de adversarios con una calidad exquisita dejando sentado a un par de jugadores ilicitanos en el camino, entonces levantó la cabeza y puso un pase para que Jona, sin saber aún muy bien con qué, rematara e introdujera el balón en la portería rival. La explosión de alegría era total en el estadio que vivía un triunfo agónico.

Pero aún pudo ser mejor, en el último minuto de partido César Díaz se marchaba solo tras un pase espectacular de Portu con el exterior, el balón le llegó botando, vio adelantado a Javi Jiménez e intentó una vaselina que se fue fuera por centímetros, gran ocasión perdida para poner el dos a cero.

Con el final del partido se llegó a la conclusión de que había merecido la pena sufrir para conseguir esta victoria, y sobre todo por ver in situ una de las jugadas de la temporada, que solo estaba en la cabeza de Samu, pero gracias a su descaro la puso en práctica con la suerte de que le salió perfecta y el Alba consiguió los tres puntos.

You must be logged in to post a comment Login

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.