Carlos Sanjuán: “He vivido el momento más angustioso de mi vida”

El centrocampista del Albacete División de Honor Carlos Sanjuán dio el susto de la jornada en Alcoy, donde sufrió una conmoción cerebral que le ha llevado a pasar dos días en el hospital. El valenciano se encuentra perfectamente después de haber superado el momento más angustioso de su vida

El jugador del Albacete Juvenil A, Carlos Sanjuán sufrió un codazo en el partido ante el CD Alcoyano que le hizo pedir el cambio a diez minutos para el final. El golpe le dejó ligeramente desorientado, pero todo empezó a complicarse cuando el valenciano acabó perdiendo el conocimiento. Acerca de aquella situación, el centrocampista recuerda que “íbamos 2 a 2 en el marcador y tuvimos un córner a favor. Este se fue largo al segundo palo, botó en el suelo y sabía que venía un jugador el equipo contrario, entonces salté y tuve la desgracia de que me lleve un codazo en el párpado. Caí al suelo, vi que me chorreaba la sangre y llegué incluso a increpar al árbitro por no haber pitado nada. Me salí del terreno de juego antes de que entraran las asistencias porque faltaban 15 minutos e íbamos empatados. Al principio estaba muy nervioso y enfadado por la situación que había sucedido. Al ver que faltaban un cuarto de hora y que me tenían que grapar o poner puntos decidimos que me cambiaran para no estar gran parte de lo que quedaba de partido con uno menos. Cuando ya me estaban curando en el suelo empecé a perder la conciencia, empecé a reaccionar más lento y me tuvieron que meter en la ambulancia. Una vez dentro acabé de quedarme inconsciente y me tuvieron que trasladar al hospital, me metieron en críticos y después de casi media hora inconsciente desperté y a partir de ahí fue todo a mejor”.

El primer TAC cerebral que se le realizó, de manera inmediata, resultó satisfactorio, sin embargo los médicos que atendieron a Carlos en el Hospital Virgen de los Lirios de Alcoy lo tuvieron en observación durante 48 horas. En la mañana de ayer miércoles le hicieron un nuevo TAC para asegurarse de que no había ningún daño cerebral. Tras comprobar los resultados, Sanjuán fue dado de alta.  

Hoy, 72 horas después de todo aquello, Carlos se encuentra en casa, muy animado y agradecido a todo el mundo. “La verdad me encuentro mucho mejor. Las primeras horas fueron lo peor, mucho dolor, mucha angustia, pero afortunadamente todo ha salido bien. Ahora me encuentro en casa con los míos y por ahora está todo muy bien. Ha llamado mucha gente, han venido a verme, he recibido muchos mensajes de ánimo, así que la verdad es que estoy muy agradecido con todos. El Albacete también se ha preocupado por mí, no ha quedado ninguna persona que no llamase, incluido el presidente Jose Miguel Garrido, que llamó varias veces para ver cómo estaba la situación, o el director deportivo Víctor Moreno que incluso se personó en el propio hospital. Así que todo lo malo ha pasado y solo tengo gestos de agradecimiento hacia todo el mundo”.

Sin duda, esta situación fortuita ha sido la más desagradable que le ha tocado vivir. “Sí, ha sido la situación más angustiosa que me ha tocado pasar. Tanto para mi familia como para mí. Cuando caí inconsciente se llegó a pensar que la cosa podía acabar bastante mal, y ahí sobre todo quién lo pasó mal fueron los que estaban en el hospital: tanto mis padres como el cuerpo técnico. Una vez desperté, la cosa se tranquilizó. He hablado con gente del Alcoyano y me han dicho que el jugador que me dio el codazo también estaba jodido porque el partido no estaba caliente y me golpeó sin querer. Pero esto es fútbol, te pueden dar y tú puedes dar, a veces te toca la peor parte a ti, pero sigue siendo parte de este deporte y por eso lo que sucedió va a quedarse en el terreno de juego”.

Y así ha puesto punto y final a su temporada Carlos Sanjuán. “Prácticamente sí ha acabado mi temporada, me han dado reposo, sin poder hacer ningún tipo de deporte, durante una semana entera y tengo que empezar a entrenar otra vez el martes que viene. Ojalá pueda jugar ese último partido en Cuenca, pero depende de muchos factores que pueda o no jugar, por lo que lo más fácil es que se haya acabado ya la Liga para mí”.

Carlos acaba de la peor manera su primer año en el Albacete, su último como juvenil, aunque el valenciano siempre ve el vaso medio lleno y lo más importante ha sido que el equipo ha conseguido el objetivo. “Acabo de la peor manera posible en el apartado individual después de lo que ha pasado, pero en lo colectivo acabamos de la mejor forma posible, en los últimos siete partidos solo hemos tenido una derrota y hemos conseguido el objetivo de la permanencia que era lo primordial para todos. Pero en verdad todavía quedan dos partidos de liga y vamos a luchar para ganarlos y quedar lo más arriba posible. En lo individual me toca trabajar para poder recuperarme y acabar el año, aunque no sea la liga, con buenas sensaciones”.

You must be logged in to post a comment Login

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.