Pequeño homenaje a Luis César Sampedro

Seis días. Ese es el tiempo que le ha faltado a Luis César Sampedro para cumplir tres años al frente del Alba. Fue presentado un 19 de marzo de 2013 como sustituto de Antonio Gómez, hoy 14 de marzo de 2016, se despedía de la familia del Albacete Balompié, tras anunciarse su cese en La Romareda el sábado.

Tres años en los que el club blanco ha pasado de estar prácticamente desaparecido, a volver al fútbol profesional. En Albacete la afición estaba desencantada, con Luis César al menos se recuperó eso, al albacetismo. Llegó faltando muy poco para finalizar la Liga en Segunda B, el Alba estaba a ocho del play off y logró entrar en la lucha por el ascenso que era el principal objetivo, tras una campaña irregular. El Oviedo eliminó al Albacete en una eliminatoria en la que los ovetenses fueron peores en ambos partidos y el Alba siguió en el infierno una campaña más.

En la 2013-14, tras un verano de muchas turbulencias, Luis César decidió volver a pesar de los problemas económicos del club. Él y Víctor Moreno, montaron una plantilla competitiva en menos de un mes y el Alba logró su objetivo, a pesar de que su supervivencia parecía complicada.

Ese Alba del ascenso fue de récord. Remontó en un magnífico final la ventaja de La Hoya Lorca, hizo un final arrollador y llegó al play off como uno de los cuatro campeones de grupo.

Posteriormente llegaba la eliminatoria frente al Sestao. Tras empatar a tres en Las Llanas, en el Belmonte se vivió una de las noches más mágicas que recuerdo en años. El Alba remontó el 0-2 inicial, con una afición que abarrotó el campo, canto el himno mientras mostraba bufandas blancas, dejando un marco espectacular y llevó al equipo en volandas a Segunda.

Posiblemente esa fue la noche más feliz para una afición que se fue enganchando desde la llegada de Luis César. La propuesta de juego de los blancos gustaba y salía bien. Incluso sirvió para ganar al Racing en la final de campeones, para convertirse en el mejor conjunto de la Segunda B.

El Albacete volvió a Segunda tres años después. Los blancos estaban de nuevo en la élite, en el fútbol profesional y Sampedro tenía el apoyo de la gente y del consejo de administración. Principalmente del presidente, José Miguel Garrido.

La campaña pasada no fue sencilla, pero el Alba logró con mucho esfuerzo el objetivo: mantener la categoría. El equipo al poco de comenzar la Liga tuvo una racha de siete derrotas seguidas, se hundió en la tabla, pero el presidente aseguraba una y otra vez, que el técnico no se tocaba. Sampedro logró reconducir la situación en una buena segunda vuelta y el Alba se salvo con varias jornadas de antelación.

Esta campaña comenzaba mejor. En el mes de noviembre el Alba estaba a mitad de tabla, no hacía malos partidos en casa, pero fuera no lograba vencer. A pesar de ello, Garrido renovó al técnico por dos campañas más y desde ese momento, el Alba no levantó cabeza.

Solo ha llegado un triunfo después, a principios de enero en San Mamés. Sirvió para salir de un descenso al que se volvió dos semanas más tarde. Desde entonces, el Alba no abandona la zona de quema y la salvación se está alejando. Los blanco no han ganado en lo que va de segunda vuelta, la afición estaba crispada y la única decisión posible era buscar un cambio en el banquillo.

Tras la derrota en Zaragoza, Sampedro dejó de ser el técnico del Albacete. Tal vez antes de viajar a tierras mañas, el gallego ya sabía que su continuidad era complicada, por no decir imposible.

Se marcha un técnico que dejará su nombre en la historia del club blanco. Con él se volvió al Fútbol de Plata, después de tres años en el infierno de Segunda B. Una categoría a la que no se quiere bajar. Puede que ahora la afición esté desencantada, pero con Sampedro se recuperó a muchos albacetistas, a muchos aficionados que se habían perdido en los años anteriores.

Desde aquí queremos agradecer su trato señorial con los medios, su educación y respeto. Con este pequeño homenaje fotográfico, aupaalba.es se despide del que ha sido hasta ahora nuestro técnico. Le deseamos la mejor de las suertes a Luis César Sampedro, al igual que al nuevo técnico. Puede que el destino le haga cruzarse algún día en el camino del Alba de nuevo.

{gallery}2016_1/Albacete/Sampedro{/gallery}

You must be logged in to post a comment Login

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.