Agua y aceite en Almería

No es un lugar cualquiera Almería para ir a jugar este domingo. Podemos empezar hablando de su equipo. El de Alfonso García partía como gran favorito en esta Liga Adelante y ahora mismo, por increíble que parezca, está detrás del Albacete. Y ojo, eso tiene mucho mérito en estos momentos.

Es un duelo de urgencias, pero la urgencia como concepto es algo muy relativo, sobre todo si comparamos ambos equipos. Por ejemplo, en verano el Almería se hizo con Chuli (posiblemente el mejor delantero del tramo final de la liga el pasado curso), el Albacete en cambio fichó a Jona (mejor delantero del Grupo IV de la Segunda B, competición en la que juega el filial del Almería).

Siguiendo por lo económico, la escuadra andaluza dispone este año de casi 10 millones de euros para gastar en sueldos, casi el triple de lo que el Albacete tiene fijado como tope por la LFP. Un límite que aún parece más dispar en lo destinado a rescindir entrenadores, desde que Luis César es entrenador del Alba el Almería ha tenido seis entrenadores y tres en lo que llevamos de temporada. Así que podríamos decir que el Alba y el Almería son en esencia como el agua y el aceite. Solo se parecen en lo mal que van en la clasificación.

Pero cuando el Alba juega en Almería suelen pasar cosas. Allí una vez metió Parri un gol de falta antológico. Años después nos marcó un gol un tal Chumbi que tenía muy buenas maneras, esos dos días perdió el Alba. Y la más rara la última visita, contra el filial en 2014. El equipo de Sampedro remontó un 2-0 y terminó el partido como campeón de su grupo en la Segunda B, cortando una depresión que llevaba hundiendo al club casi 10 años.

¿Qué pasará el domingo? Nadie lo sabe, seguramente sea algo imprevisible.

Sígueme en Twitter: @Juanlopezic

You must be logged in to post a comment Login

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.