Garrido aclara que «queremos aportar realismo, no vender motos»

 

José Miguel Garrido aclaró que no hay que tener dudas sobre lo ambicioso del proyecto, de los jugadores, del entrenador y de él mismo como presidente, para lo cual recordó que se está jugando su propio dinero

La rueda de prensa de hoy donde se han presentado las renovaciones de Luis César Sampedro y Víctor Moreno finalizaba con la intervención de José Miguel Garrido quien quiso aclarar cuales son los objetivos y las realidades del Albacete Balompié para que nadie pueda llegar a malentendidos, «no confundir realismo, sentido común, el método de trabajar, con falta de ambición. Tengo confianza, voluntad de mejora, me juego mi dinero. No he venido para quedarme en Segunda B. Estamos aquí para mejorar continuamente y conviene mirar atrás. Vine hace dos años, estaba en Segunda B y casi tercera. El año pasado últimos. Ahora seguimos en Segunda y fuera del descenso. Tenemos los pies en el suelo, debemos valorar el trabajo y conseguir los objetivos».

«Se valora el trabajo a diario, no confundir con falta de ambición. No venderé humo a la afición, pero quiero decir que más ambiciosos que nosotros no hay. Sé que si subo a Primera recuperaré mi dinero con más rapidez. Tenemos que tener los pies en el suelo. Ser realistas. Confiamos en la plantilla, tenemos que mantener la categoría porque es vital. Nos gustaría jugar un Play Off, pero vender eso no sería realista».

«Aquí nadie está contento cuando se pierde, entiendo que el aficionado lo manifieste. Es parte del fútbol, pero sé que la afición estará en el siguiente partido. Queremos aportar realismo, no vender motos».

Finalizaba Garrido echando un capote a los jugadores y técnicos después de haber sido objeto de crítica tras el encuentro ante el Valladolid, «tenemos gente muy joven, hacemos apuesta por la cantera. En los últimos ocho o diez años el Albacete no había tenido gente de la cantera como la hay ahora. Cuando un jugador joven nuestro tiene un error tenemos que ser comprensibles con él, por ejemplo Samu abandonó el campo el domingo en la segunda parte y se marchó al vestuario, no debemos tener duda del comportamiento y la dedicación de nuestros jugadores. Samu gritaba porque tuvo que ser infiltrado, sangraba, y aún así salió y apoyó al equipo hasta que tuvo que ser sustituido, a veces no se sabe lo que hay detrás, pero por favor no dudar de la capacidad de involucrarse de técnicos y jugadores, está fuera de cualquier juicio».

You must be logged in to post a comment Login

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.