Un Israel Bascón recuperado sigue pendiente de su futuro

El jugador sevillano se encuentra recuperado de su lesión y aunque acaba contrato el treinta y uno de diciembre le gustaría continuar para demostrar en el Albacete el jugador que lleva dentro

 

Israel Bascón finaliza contrato a final de 2015 en apenas veintiún días, el jugador lesionado en el encuentro ante el Arroyo de la 2014/2015 y que después recayese de la misma lesión durante un entrenamiento con el Albacete, parece totalmente recuperado, él mismo afirmaba esta mañana que «me encuentro bastante bien, me falta el puntito de chispa que tiene el jugador que habitualmente está jugando. Si cualquiera que está viendo el entrenamiento estas semanas no supiese que me he lesionado no diría que he estado dos años lesionado. Estoy entrenando al mismo nivel que mis compañeros para hacerle ver al cuerpo técnico que estoy bien».

Como comentábamos Israel y Albacete finalizan su vinculación contractual el próximo treinta y uno de diciembre y el jugador dice tener pendiente «una conversación con el club». En cuanto a sus sensaciones sobre su continuidad «son las de quedarme, la directiva y el cuerpo técnico valora lo que hay y lo que puede venir. Ellos son los que tienen que decidir sobre mi futuro. Mi contrato termina el 31 de diciembre y hasta ahora el se han portado conmigo como un señor club, no tengo nada que reprocharle, haga lo que haga estaré eternamente agradecido».

El propio Israel comentaba que tiene una espina clavada y que le gustaría poder demostrar a la afición manchega el futbolista que puede llegar a ser, «si aquí no sigues tienes que cambiar. Quiero disfrutar de lo que he hecho toda mi vida, estoy deseando jugar. No me gustaría que mi último partido con el Albacete fuese el de Arroyo de la Miel. Intento hacerlo lo mejor posible y lo único que me falta es probarme en un partido».

La semana pasada, Luis César Sampedro, comentaba en rueda de prensa que en el tema Bascón no lo tenían claro pues el jugador no iba a poder disfrutar de los mismos minutos que el resto de sus compañeros, «el míster es uno de los que decide, es el capitán de la plantilla. Si cree que no voy a tener minutos está claro que no los tendré. Respeto la decisión del míster y si piensa que no estoy al nivel que necesita este club para competir, no pasa nada».

«Terminé la temporada en Segunda B antes de lo previsto y hasta ahora no he podido jugar. Si me voy ahora la gente no habrá podido ver el fútbol que llevo dentro».

«Desde que empecé a entrenar con el grupo, tengo por dentro la sensación de ver que pasaría si pudiese jugar. Me ha tocado la parte mala del fútbol y ahora me toca levantar cabeza, si no es aquí será en otro lado».

Sus compañeros y el buen ambiente que se vive en el vestuario blanco son una de las claves para que el utrerano haya salido adelante en este calvario de lesiones, «si no fuese por el vestuario que hay no sé como hubiese llevado esta lesión. Es mucho tiempo, muchos viajes Sevilla – Albacete y no ha habido una semana donde algún compañero no me haya preguntado como estaba. Eso te hace sentirse arropado y tener ilusión por volver aquí».

También quiso dar su opinión sobre la situación que el equipo está viviendo, para Israel uno de los motivos por los que el Albacete no está mostrando su mejor versión puede ser que «el equipo está falto de convencimiento propio, que crean que son buenos y que si están aquí es por algo. No estamos haciendo el fútbol o resultados que el club querría pero hay mucha calidad en el vestuario, falta encarrilar un par de victorias seguidas y que el equipo se lo crea».

You must be logged in to post a comment Login

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.