El Albacete se olvida de jugar a fútbol

Los blancos demuestran de nuevo su peor cara y pierden de manera merecida ante un Mallorca que simplemente puso más ganas y corazón. El Alba sigue sin encontrar el rumbo fuera del Carlos Belmonte y el mal juego es preocupante

Sampedro: «Puse una alineación y no me gustó ninguno»

El resumen del Mallorca 2-0 Albacete

Las notas del Mallorca – Albacete

El Mallorca – Albacete en números

Un equipo sin alma, sin intensidad, que de nuevo rozó el esperpento lejos del Belmonte. Un conjunto al que parece que en cuatro jornadas, se le olvidó jugar al fútbol. Ese ha sido el Albacete Balompié que se ha visto en Mallorca. De nuevo los de Luis César Sampedro han mostrado su peor cara y lo más preocupante es que no es la primera vez.

A pesar de la merecida victoria ante el Elche el pasado fin de semana, indicamos en aquella crónica que el equipo blanco seguía estando mal. Hoy no hubo síntoma de mejora, incluso los albaceteños han sido peores que hace siete días. El juego del Alba en las últimas cuatro jornadas es preocupante: Tres derrotas y una victoria, acompañadas de unas sensaciones muy malas, muestran que el equipo ha ido de más a menos.

Hoy es difícil destacar el buen partido de alguno de los futbolistas de Sampedro. Si tuviéramos que dar algún aprobado, posiblemente sólo Juan Carlos y Gonzalo, se salvan del suspenso. El Alba no hizo prácticamente nada, ante un Mallorca que con muy poco, se llevó los tres puntos de manera merecida.

Los visitantes no inquietaron ni una vez la meta defendida por Wellenreuther, prácticamente no fueron capaces de controlar el balón, y sólo Juan Carlos les mantuvo en el partido en la primera mitad. Tras el descanso, el juego no cambió, el Mallorca marcó pronto de penalti y luego esperó para sentenciar, sin pasar ningún tipo de apuro.

Entrando en el partido, Sampedro introdujo cambios en el once respecto al choque ante el Elche. Córcoles y Agus entraban por Antoñito y Núñez, mientras el técnico se decantaba por Jona en lugar de Rubén Cruz en punta. El Alba llegaba a tierras mallorquinas sin conocer el triunfo lejos de casa, pero desde el inicio no demostró querer los tres puntos.

El conjunto de Pepe Gálvez se hizo con el control y buscaba crear peligro por ambas bandas, metiendo balones a Brandon y Bianchi, ambos muy activos.

El propio Bianchi tuvo las primeras ocasiones antes del cuarto de hora, pero no pudo adelantar a su equipo. También estuvo muy incisivo por la derecha el ex del Alba, Thierry Moutinho, que demostró que no se le queda grande la Segunda División, a pesar de las pocas oportunidades que se le brindaron en Albacete. Fue un dolor de cabeza constante para Córcoles, pues una y otra vez se marchaba del lateral. Incluso provocó el penalti en la segunda parte.

En el minuto 26, Juan Carlos salvaba el primero de los locales con una magnífica intervención. Mou centraba desde la esquina, Costas peinaba en el primer palo, y Brando aparecía sólo por el carril izquierdo para pegar un zurdazo a un metro de la portería. El meta del Alba se estiraba a la perfección para despejar.

Dos minutos después, de nuevo Juan Carlos evitaba el tanto de Bianchi. El delantero recibía un pase interior, controlaba perfecto y dejaba a Gonzalo clavado, se marchaba sólo y su disparo cruzado al palo largo, lo sacaba el portero.

Hubo que esperar media hora, para ver una de las pocas llegadas del Albacete. Córcoles puso el centro desde la derecha al primer palo y César Díaz remataba de primeras alto. El Alba parece que tomaba un poco de aire y disputó diez minutos decentes. En ese periodo de tiempo, Portu se dormía y perdonaba la vida a los locales. Era el minuto 38, Jona dejaba un cuero raso al espacio, Portu se deshacía del central con un toque, se marchaba sólo para portería, pero se acababa durmiendo y el defensa llegaba para mandar a córner, cuando el del Alba simplemente tenía que empujar a la red.

Perdonaba el Albacete y también el Mallorca, pues antes del descanso, un zurdazo desde la frontal de Damiá, salía desviado por muy poco. Con el 0-0 inicial se marchaban ambos conjuntos a la caseta.

Un Alba desconocido

Tras el paso por vestuarios, Sampedro hacía un cambio, ya que a la media hora y en un balón largo al área del Mallorca, Jona se torcía el tobillo en un salto y acababa la primera parte renqueante. Rubén Cruz ocupaba su lugar. Se esperaba que el Alba cambiara el chip en el segundo periodo, pero no fue así.

En el 48, Moutinho dio el primer aviso a sus ex compañeros. El extremo entró como cuchillo en mantequilla por el carril zurdo y su pase de la muerte no encontraba rematador. Un minuto después, Córcoles estaba providencial para despejar un cuero, cuando Brando se iba sólo a portería. Y a la tercera, fue la vencida.

Era el minuto 50, Moutinho se cambiaba de banda, ingresaba en el área, recortaba ante Paredes y el hoy capitán, dejaba la pierna atrás. No se observa si el derribo fue claro o el extremo se tira, pero el árbitro señalaba el penalti. Bianchi se hizo con la responsabilidad y no falló. El delantero disparó a la derecha de Juan Carlos y el balón entraba cerca de la escuadra. El meta se lanzaba bien, pero no podía detener el 1-0.

Aún pudo ser peor, siete minutos más tarde, pues un centro desde la derecha de Pereira, lo remataba sólo Brandon, a las manos de Juan Carlos. El Albacete no levantaba cabeza, el centro del campo no apareció y la defensa estaba desbordada. Ni los cambios dieron aire, pues Jason prácticamente pasó desapercibido, Rubén Cruz sólo pudo luchar y correr tras el balón, mientras Mario que salió con el 2-0, poco pudo hacer.

Ese segundo gol llegaba en el minuto 70, y el Alba demostraba falta de concentración, pues un pelotazo largo y un fuera de juego mal tirado, dejaban a Brandon sólo, para encarar a Juan Carlos. El delantero tuvo tiempo de controlar, llegar al área pequeña y pensar. El meta se fue pronto al suelo, Brando con el cuerpo lo dejaba sentado y empujaba a un lado, ante un Gonzalo que tampoco pudo hacer más. 

Fue la puntilla para un mal Albacete, que aún dejó muestras de que todo puede salir peor, pues en el 87, de un libre indirecto a favor dentro del área del Mallorca, el gol casi llega a la contra. El Alba es un circo a balón parado, prácticamente no sale una jugada de estrategia, pero siguen sin corregirlo y así es complicado hacer goles.

En resumen, justa derrota, partido para olvidar y toca pasar página, para centrarse en el Valladolid. Los blancos siguen a tres del descenso con 19 puntos, pero deben cambiar la mentalidad, pues tres puntos fuera de casa, merced a tres empates, es un bagaje malísimo para un equipo que quiere la permanencia.

FICHA:

MALLORCA 2

ALBACETE  0

Mallorca: Wellenreuther, Oriol, Costas, Truyols, Campabadal, Yuste, Damià Sabater (Javi Ros, minuto 12), Pereira (Sastre minuto 30), Moutinho (Fofo minuto 35), Brandon y Bianchi.

Albacete: Juan Carlos, Córcoles, Gonzalo, Agus, Paredes, Edu Ramos, Diego Benito (Jason minuto 20), Portu, César Díaz (Mario Ortiz minuto 29), Samu y Jona (Rubén Cruz minuto 45).

Gol: 1-0. Minuto 52, Bianchi; 2-0. Minuto 70, Brandon.

Árbitro: De la Fuente Ramos (Colegio Castellano-Leonés). Amonestaba a los locales Bianchi, Damiá Sabater y Javi Ros; y a los visitantes Córcoles, Paredes y Samu.

Incidencias: Partido correspondiente a la Jornada 16 de la Liga Adelante. Disputado en el Iberostar Estadio.

You must be logged in to post a comment Login

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.