El Tenerife deja helado al Carlos Belmonte

El Albacete pierde 1-2 ante los chicharreros, ofreciendo una pobre imagen. El equipo de Luis César Sampedro no tuvo claridad de ideas, los visitantes supieron parar la salida de balón de los locales, y el Alba fue incapaz de reaccionar en los 90 minutos. El golazo de Paredes al borde del descanso, sirvió de poco

Frío, así saltó al campo el Albacete Balompié y así se quedo el Belmonte al final del partido. Se hablaba durante toda la semana de que para ganar había que ser intensos y los blancos no lo han sido. En parte porque el rival les tenía muy bien estudiados, pero también por la falta de ideas cuando un equipo presiona tú salida de balón. No es la primera vez que ocurre y Luis César debería tomar nota para corregirlo de una vez.

El juego del Albacete normalmente es fluido, entretenido, pero en otras ocasiones y cuando el rival no les deja, se convierte en un desastre. Hoy ha sido uno de esos días malos, en los que pocos jugadores podrían salvarse de la quema. No estuvo bien la defensa, tampoco el centro del campo, las bandas y la delantera. Incluso el meta Juan Carlos, demasiado fallón con los piés. Hoy es un día de los que toca pasar página pronto, corregir errores y seguir creyendo en un equipo que no siempre puede ganar.

El Alba saltó dormido, vio como a los tres minutos se adelantaba el Tenerife y posteriormente el equipo de Martí, sin hacer un gran esfuerzo, corrió más que los locales. Puede que el triunfo fuera demasiado premio, pero los fallos en Segunda se pagan caros. Paredes igualó en el 45 y en el 80, en una jugada de mala fortuna, Núñez introducía en su portería un despeje de Juan Carlos. El Alba ha perdido la oportunidad de sumar dos victorias consecutivas y lo peor ha sido la mala imagen.

Entrando en el partido, a los dos minutos llegaba la primera jugado polémica. Pase en profundidad de Edu Ramos al espacio para César en banda derecha. El de Villamalea alcanza el cuero y ante la salida a la desesperada de Dani, cae derribado. El linier que estaba muy cerca de la jugada, considera que el jugador del Alba se tira y señala saque de puerta ante las protestas de la grada.

Con el enfado todavía en el público, el Tenerife se adelantaba en el marcador en la siguiente jugada. Era el minuto tres, Suso colgaba un balón desde la derecha a la frontal. Allí aparecía Antoñito para intentar el despeje con la zurda, pero el cuero se quedaba corto en el centro y Aitor Sanz remataba sin oposición para fusilar con un tiro raso y seco a Juan Carlos. Se adelantaban los visitantes nada más comenzar 0-1.

El gol de los visitantes dio alas al Albacete que se fue en busca del empate. Primero Rubén Cruz estuvo cerca de lograrlo en un remate con la zurda desde dentro del área, que tras tocar en un rival, salía rozando el palo. Después, en el minuto 7, perdonaba Jona sólo ante Dani, tras una gran jugada de Santi Jara. El almanseño picaba para el delantero y Jona intentaba rematar de cabeza de primeras, cuando no tenía oposición. El meta del Tenerife atrapaba con facilidad.

No estaba jugando bien el Albacete y eso que los tinerfeños tampoco dominaba, ni quería el balón. Los visitantes tras anotar el gol, se dedicaban a replegarse, para salir con contras rápidas o al pelotazo. Se llegaba a la media hora y las ocasiones tampoco se producían en ninguna de las porterías.

En el minuto 35 el Belmonte enmudeció cuando Paredes caía al césped tras un golpe y sus propios compañeros pedían rápido la entrada de las asistencias. Finalmente el susto no fue a más, el lateral se levantó y salió del campo con los médicos por su propio pie. Pocos minutos después, volvía al terreno de juego.

En el minuto 39 y después de mucho tiempo sin que ocurriera nada destacado, en un balón colgado al área, Antoñito intentaba el remate y un futbolista del Tenerife despejaba en plancha. El colegiado señalaba el libre indirecto dentro del área. Rúben Cruz se preparaba para golpear, recibía el cuero de un compañero y su tiro pegaba en un defensa del conjunto de Martí. El rechace caía para Edu Ramos, pero su centro tampoco encontró rematador y fue despejado. El Alba perdía una buena ocasión para igualar el partido.

El choque estaba cerca de marcharse al descanso con un Tenerife intenso que no dejaba hacer su fútbol al Albacete. La presión de los isleños era grande y la colocación de sus futbolistas a la hora de defender, ejemplar. Hasta que llegó el minuto 45 y el golazo de la noche. El Alba no es que fuera mucho peor que su rival, por lo que el tanto podía llegar en una jugada aislada. Antoñito controlaba por banda derecha, ponía un centro a la frontal entre una nube de futbolistas. Por allí pareció Paredes, para tocar el cuero como buenamente pudo y pegar un derechazo a media altura que se coló por la escuadra de Dani. El lateral marcaba un auténtico golazo y el meta sólo pudo mirar como entraba el balón 1-1.

Así se llegaba al descanso, con todo igualado y mucho por decidir. El Tenerife tal vez fue más intenso, mejor que el Albacete por momentos, pero tampoco merecía ir ganando, pues en ocasiones más o menos, los dos equipos estaban empatados. Indicar que antes de entrar en la caseta, con los 22 protagonistas retirándose, Agus se quedaba tendido con molestias y los médicos tuvieron que acompañarle. Posteriormente pudimos saber que el central tuvo una subida de azúcar.

Mala segunda mitad

Tras la reanudación, Sampedro se vio obligado a volver con un cambio en el once, pues el central de Bonete se quedaba fuera y Portu ocupaba su lugar. Con la sustitución, Núñez retrasó su posición al centro de la defensa y Portu acompañaba a Edu Ramos en la medular.

Fue el Alba el equipo que saltó más despierto tras una mala primera parte. En el minuto 49 y tras un centro pasado de César Díaz, Dani Hernández despeja de puños a un lado y Santi Jara manda fuera su intento de vaselina.

En la siguiente jugada, los tinerfeños perdonaba la vida a los blancos que una y otra vez buscaban jugar con su portero por la presión del rival y a punto estuvo de costarles muy caro. Corría el minuto 51, Núñez recibía siendo el último jugador y sin mirar, buscaba retrasar para Juan Carlos. Cristo estaba a su espalda, controlaba completamente sólo, encaraba y en el mano a mano, el meta lograba despejar. Núñez también se complicó en el rechace, pues seguía jugando dentro del área en vez de despejar. Por suerte, todo quedó en un susto.

Los de Pep Martí fueron adelantando líneas y presionaban al Albacete en su campo. Mientras el conjunto de Sampedro seguía empeñado en salir con el cuero controlado y buscaban con insistencia a César por la derecha. Hoy el albaceteño no lo tuvo nada fácil ante Aurtenetxe, que se mostró muy seguro en el lateral zurdo.

En el minuto 69, Sampedro decidía dar entrada a Jason por César, para buscar un refresco en el equipo. Cerca estuvieron los blancos de marcar en el 73, pero el remate de Rubén Cruz desde el punto de penalti, se estampaba en el estómago de un central. El balón llevaba buena dirección, pero el peligro quedó en nada.

Los visitantes con el paso de los minutos se conformaban con el empate y el Alba jugaba con más corazón que cabeza. No había centro del campo, pues el equipo de Martí se encargaba de destruirlo. En esas y en una jugada sin aparente peligro, los chicharreros hicieron el 1-2.

La jugada fue de circo y el gol demasiado cómico. El Tenerife salía a la contra, el Alba se replegaba bien, pero sin intensidad. Suso entraba por banda derecha, posiblemente en posición correcta. Omar le picaba el balón, el extremo controlaba, mientras Jason se paraba y pedía fuera de juego con la mano levantada, y Paredes no estaba en su posición. El colegiado dejaba seguir, Suso se marchaba de Juan Carlos y remataba mal a gol. El meta llegaba a la desesperada para despejar, con tan mala suerte que tras sacar el cuero, Núñez estaba en medio y marcaba en su portería. El central, al igual que Juan Carlos, buscaba sacar el balón. Entre uno, y otro, no pudieron evitar el tanto.

Quedaban diez minutos para el final, los de Sampedro buscaban el empate con Pulido a la heroica y entrando Adriá Carmona por Núñez. Sólo tuvo una opción para ello, pero el disparo de Santi Jara desde la frontal, lo detenía fácil Dani Hernández. El Tenerife pudo poner la puntilla en el descuento y Omar perdonaba.

Así concluía un mal partido de los locales. Insistimos en que el equipo de Martí no fue mucho mejor, pero supo aprovechar los errores de su rival para llevarse tres puntos muy valiosos. El Alba debería buscar un plan B para los choques en el que el rival presiona arriba y no deja jugar a los blancos, pues en esos partidos suele perder. Ahora los blancos seguirán con 16 puntos y ven como el Tenerife les alcanza en la tabla. Por cierto, Antoñito y Edu Ramos vieron su quinta amarilla y se perderán la siguiente jornada por sanción.

FICHA:

ALBACETE 1

CD TENERIFE 2

Albacete: Juan Carlos, Antoñito, Pulido, Agus (Portu, minuto 46), Paredes, Edu Ramos, Núñez (Adriá Carmona, minuto 85), Rubén Cruz, César Díaz (Jason, minuto 69), Santi Jara y Jona.

Tenerife: Dani, Raúl Cámara, Aurtenetxe, Carlos Ruiz, Jorge, Vitolo, Alberto, Aitor Sanz, Suso Santana (Abel, minuto 89), Pedro Martín (Omar, minuto 61) y Cristo González (Martínez, minuto 75).

Goles: 0-1. Minuto 3, Aitor Sanz; 1-1. Minuto 45, Paredes; 1-2. Minuto 80, Núñez en propia portería.

Árbitro: Eiriz Mata, Colegio Gallego. Amonestaba a los locales Juan Carlos, Núñez, Antoñito, Portu y Edu Ramos; y a los visitantes Alberto, Carlos Ruiz, Aitor Sanz, Suso y Dani Hernández.

Incidencias: Partido correspondiente a la jornada 13 en la Liga Adelante, disputado en el Estadio Carlos Belmonte ante 8.111 espectadores. Antes del inicio, la Asociación de Familias Diabéticas de Albacete recibía el aplauso de los aficionados. También se guardo un emotivo minuto de silencia en memoria de las víctimas de los atentados de París.

You must be logged in to post a comment Login

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.