El convenio con la Diputación, en el aire

La Diputación Provincial no cumple su palabra: pese a que el Albacete se encuentra al día de sus obligaciones con Hacienda, sigue sin abonar los 600.000 euros del convenio.

En el seno del Albacete Balompié se encuentran contrariados con el hecho de que la Diputación provincial todavía no ha cumplido el compromiso que adquirió el pasado mes de junio, por el que debe pagar al club presidido por José Miguel Garrido la cantidad de 600.000 euros. El cambio de gobierno de la institución provincial -pasó de estar gestionada por el PP a hacerlo por el PSOE con el apoyo de Ganemos- parece estar detrás de un incumplimiento que dentro del Alba no se comprende.

El Albacete Balompié se puso al día con Hacienda el pasado mes de septiembre, y ya tiene en su poder el certificado que acredita que se encuentra al día de sus obligaciones con el fisco. Con la Seguridad Social ya estaba al corriente de pagos, tras el acuerdo logrado con dicha institución meses atrás. Eso significa que la razón oficial que se esgrimía desde la Diputación para no hacer efectivo el pago ha desaparecido, pues aseguraban que no podían hacerlo debido a los incumplimientos de la S.A.D. con la Agencia Tributaria. El club parece dispuesto a pelear, incluso por vía judicial, por la materialización de un acuerdo que, en su momento, sirvió -junto al compromiso de realizar una ampliación de capital de un millón de euros y el préstamo de 500.000 € de una sociedad mercantil- para sacar de la situación de liquidación a un Albacete que, de esa manera, pudo cumplir 75 años. 

Este desencuentro con los actuales responsables de la Diputación contrasta con el esfuerzo que han tenido que hacer los principales accionistas de la entidad (José Miguel Garrido, Saúl Ruiz de Marcos y José Antonio Iniesta), que para obtener el certificado positivo de Hacienda tuvieron que adelantar casi cuatro millones de euros hace apenas unas semanas, logrando de esta forma una estabilidad y unas perspectivas de futuro inimaginables cuando, hace dos años, el actual Consejo de Administración tomó las riendas de un club que caminaba a la deriva en el pozo de la Segunda B con doce millones de euros de deuda. Veinticuatro meses más tarde, la deuda se ha reducido en un 50 % y en el mes de junio puede quedar en tres millones, mostrando de esa forma el compromiso de los actuales responsables con el futuro del club y dejando la pelota de la responsabilidad, ahora, en la Diputación Provincial.

You must be logged in to post a comment Login

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.