Javi Paredes habla sobre su futuro en Aúpa Alba

Javier Paredes Arango, lateral izquierdo del Albacete Balompié llegó en el pasado mercado invernal y es uno de los artífices de la salvación. Esta semana pasó por Aúpa Alba en Ondacero Albacete (88.1fm) y entre otras cosas charlamos sobre su futuro

Con la permanencia bajo el brazo. Así pasaba hoy por Aúpa Alba Javier Paredes quien decía sentirse «muy contento por haber conseguido el objetivo que en diciembre pintaba mal. Además lo hemos conseguido con cierta holgura y no dependiendo de otros resultados».

Hace solo unos meses que se encuentra en el Albacete, quisimos repasar con él como fue su llegada al equipo blanco. «Después de un verano donde tuve una salida extraña del Zaragoza, tuve opciones para jugar pero ninguna me convencía. Decidí esperar a ver que podía surgir en Navidad o incluso dejarlo. Cuando me llamaron del Albacete llevaba ocho meses sin competir y con 32 años no quería engañar a nadie, quería ver como estaba físicamente, si realmente me apetecía asumir un reto tan importante y ver como era el equipo y la ciudad para poder rendir desde el minuto uno. Desde que llegué me sentí a gusto y vi lo más importante del equipo, tenía una base importante de jugadores a los que los resultados no les estaban acompañando».

Afirma que su «llegada al Albacete la cogí como un reto. Llegué después del 4-1 ante el Recreativo, con un equipo muy tocado en lo anímico e institucional y en ese momento si que pensé que que se me había perdido a mí en Albacete. Pero me puse a entrenar, vi que había un grupo muy bueno tanto de personas como de futbolistas. Vi jugadores que no conocía que desde que llegué me llamaron mucho la atención. Disfrutaba entrenando, me convencía lo que proponía el entrenador y pensaba que podíamos sacarlo adelante. Tras los partidos de Llagostera y Mallorca, el equipo salió muy tocado y piensas que va a ser muy difícil, pero ya estaba comprometido con el equipo y decidí disfrutar de los seis meses y con capacidad de recortar esos ocho puntos».

Tras su llegada y la de Jorge Pulido, el equipo, el grupo seguía siendo el mismo que el de la primera vuelta, algo cambió en ese tiempo y Paredes nos da las claves del cambio. «Cambia que llevaban veinte partidos en Segunda División. Eso da a la gente mas rodaje. A este equipo le pesó la tendencia actual de hacer plantillas jóvenes para intentar explotar económicamente a los jugadores que destacan. Había mucho debutante en Segunda División, al final las categorías están para respetarlas y había que pagar un peaje. Si este equipo hubiese conseguido dos o tres resultados buenos más en la primera vuelta, hubiesen ganado en confianza para conseguir mejores resultados. Se juntó todo».

«Una de las cosas que intenté desde mi llegada y con la experiencia fue hablar y conversar con mis compañeros. La semana antes de jugar en casa contra el Zaragoza veía a un equipo que tenía mucho respeto. Parecía que se sentían inferiores al Albacete. Yo había visto a los jugadores del Zaragoza y a los del Albacete durante los entrenamientos y les dije que ellos en un par de años podían estar en esos equipos, y que tenían que creerse que tenían capacidad para estar mucho más arriba. Había que intentar romper con el miedo que se le podía tener al Zaragoza, porque podíamos meterles mano. En la segunda vuelta, con un poco más de serenidad empezaron a sacar a los jugadores que llevan dentro».

«Cuando pregunté sobre lo que se esperaba de mí, me dijeron que buscaban dar un poco de poso al equipo. Yo desgraciadamente ya había vivido una situación similar de estar a quince puntos de la salvación y salvarme en la última jornada. Aparte de lo que pudiera ofrecer como jugador, buscaban un poco de referencia o «padre» de los chavales jóvenes. Hay jugadores cómo Portu, Samu, Edu Ramos o Moutinho que han dado un buen rendimiento cuando han jugado y han hecho que nos pudiésemos salvar a falta de tres jornadas».

Una vez dada por terminada la temporada, uno de los primeros pasos que ha dado la directiva ha sido ofrecer al entrenador, Luis César Sampedro, la renovación por dos temporadas más además de la que le queda en vigor, Paredes valora así esta propuesta. «Uno de los aspectos fundamentales que hay que reconocer es que el club ha estado muy sensato en partidos donde se pedía la cabeza del entrenador. Se dio mucha calma, se confió en el trabajo diario, se confió en la forma de jugar del equipo y ha dado un resultado. Últimamente se está perdiendo la tranquilidad en el fútbol, y aquí se ha demostrado que la confianza es buena. Al míster le conocía de haber jugado contra el hace 10 años en Segunda B y 7 u 8 en Primera. Ha sido una persona que me ha sorprendido muchísimo. Es un trabajador nato, vive para el fútbol. Tiene una propuesta diferente a lo que últimamente estamos acostumbrados, va en contra de lo que parece ser el fútbol moderno. El míster quiere dominar el partido con la pelota, incluso en los momentos malos, donde los jugadores dudábamos el estaba convencido de que era la forma de hacerlo para salir de abajo. Los resultados le han dado toda la razón. Me parece acertada su renovación».

Y una vez se tiene atado al entrenador para el futuro, toca pensar en los jugadores. Paredes es uno de los que finaliza contrato, pues solo firmó por lo que restaba de temporada, cuestionado sobre su continuidad en el Albacete, el lateral comenta que «el club me ha comentado que están contentos conmigo, pero siempre he dicho que hasta que no consiguiésemos el objetivo era algo que no me planteaba. Igual que cuando me llamaron en diciembre tardamos cinco minutos en ponernos de acuerdo, ahora tardaríamos cinco minutos en hacerlo. Hasta ahora ni me preocupaba, ahora nos tendremos que sentar a hablar»

«Gracias a Dios, ya no me muevo por ir a equipos grandes para explotar mi carrera deportiva e intentar ganar la mayor cantidad de dinero posible. Ahora me mueven otras cosas, me habían ofrecido la posibilidad de firmar más tiempo, yo no quise porque no sabía como iban a salir las cosas y no quería obligar a cumplir un contrato a un club donde había venido a ayudar y a lo mejor no salían las cosas bien. Estos seis meses he venido a Albacete solo, sin mi familia y es algo que el año que viene no lo voy a hacer, tengo que conseguir la negociación más dura, que está en casa».

«No estoy esperando a equipos que hayan descendido a Segunda. Me han llamado representantes para ver si tengo la intención de salir fuera, he dicho que no. Mi primera opción en España va a ser el Albacete, porque estoy a gusto, me he sentido querido y han confiado en mí.  Una vez que tenga claro los asuntos personales, será cuestión de sentarse y hablar», aseguraba.

Para finalizar y como viene siendo costumbre durante la temporada con los jugadores que pasan por primera vez por Aúpa Alba, le hemos realizado nuestro test particular:

TEST AÚPA ALBA

1. Un ídolo futbolístico: Roberto Carlos y Laudrup.

2. ¿Dónde te ves en unos años?: Me lo llevo preguntando mucho tiempo, supongo que un despacho de abogados.

3. Un defecto: Algunas veces soy muy cabezón.

4. Una virtud: Intento ayudar.

5. Tu lugar favorito para ir de vacaciones: Volver a Oviedo y ver a mi familia.

Por cierto que como buen ovetense se alegraría del ascenso del equipo de su tierra, «el Oviedo es el equipo de mi infancia. Por desgracia me fui descendiéndolo y ahora verlo ascender ha sido la noticia más positiva de los últimos días».

6. Tecnológicamente hablando, ¿estás enganchado?: En cuanto a redes sociales, las utilizo lo menos posible y las tengo solo abiertas para amigos. No me gusta exponer mi vida, ni hacer declaraciones públicas. Soy reservado, quiero que la gente me juzgue por lo que ve, no por lo que digo.

8. Juegas a juegos de consola, comunio…: Me hubiese gustado participar en la liga de comunio, pero cuando llegué ya la tenían hecha y empezaba en desventaja.

9. ¿Que hace Paredes cuando no es futbolista? Cuando estoy en casa, intento estar con mi hija el mayor tiempo posible porque la hecho de menos. Intento siempre estudiar algo y me gusta jugar al golf y otros deportes.

10. Te apodan «Jabalí». ¿De dónde viene y quién te puso este apodo? Viene de hace 15 o 16 años. Me lo puso Esteban el portero que estuvo en Almería y ahora en el Oviedo. Con los años, te haces más viejo y pierdes un poco de ímpetu, pero cuando era joven, con 16 o 17 años fui a por un balón que era imposible y acabé estampado contra una valla de publicidad y lesionado, salí que parecía un jabalí. Se me fue quedando, me gusta. Alguna vez pense incluso ponerme Jaba en la camiseta, pero me pareció un poco friki (risas).

 

 

You must be logged in to post a comment Login

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.