Fiesta y broche de oro para una permanencia merecida

El Albacete Balompié se impone por 4-2 al Mallorca en un gran partido en el que dominó de principio a fin a pesar del 0-2 que mostraba el marcador a los 15 minutos. Los blancos suman 50 puntos y Sampedro quiere ganar los dos partidos que restan

 

Había que culminar una semana de ensueño y no ha podido acabar de mejor forma, buena imagen, victoria contundente, remontada mágica y el Belmonte celebraba una merecida fiesta. Ese es el resumen perfecto para la noche de hoy, pues el 4-2 frente al Mallorca reivindica un secreto a voces, el Albacete seguirá en Segunda por méritos propios. Se venía de ganar en Palamós, horas antes se salía del proceso de liquidación y con la permanencia matemática, finaliza una semana difícil de olvidar.

Hace meses pocos confiaban en esta gesta, el Albacete terminaba la primera vuelta hundido con 18 puntos y sin levantar cabeza. Todo cambió con el inicio del segundo parcial, desde el choque en Alcorcón el Alba no es el mismo. Dominaba los partidos como al principio, se mostraba mucho más experimentado, intenso y mejoraba en ataque y defensa. Eso ha servido para conseguir el objetivo tres jornadas antes del final.

Había que celebrarlo contra el Mallorca y también ha salido todo redondo. Antes del inicio la afición recogía el premio a mejor afición de la temporada 2014-15, después el equipo y la grada disfrutaron de un buen encuentro. Algo extraño en su inicio, pero con el paso de los minutos, todo se puso en su lugar.

Entrando en el choque en sí, los cinco primeros minutos fueron de dominio local. El Albacete intentaba llegar desde el inicio a la meta defendida por Miño, pero no encontraba la opción de probar suerte y los balones colgados no encontraban rematador.

Pero fue el Mallorca el que se adelantaba en la primera llegada clara. Corría el minuto siete cuando Cifre subía por la derecha, desde el lateral del área manchega centraba al segundo palo y Brandon entrando desde la frontal sin oposición empalmaba a gol. El error defensivo fue grave, pues Carlos ni buscó el centro, ni cubrió al extremo zurdo. Diego Rivas también pudo hacer más, tocaba el esférico pero no lo detenía y el 0-1 subía al electrónico.

Hubo que esperar hasta el cuarto de hora para ver el primer lanzamiento entre los tres palos del Alba. Samu sacaba un córner desde la derecha y Carlos saltaba más que nadie en el segundo palo para rematar de cabeza. Miño atrapaba sin demasiados problemas.

Si las cosas no iban bien, aún se pusieron peor. En el minuto 16 llegaba el segundo del Mallorca. Falta en el borde del área grande muy escorada, Fofó lanzaba directo con la zurda por encima de la barrera y el cuero entraba por la escuadra. Diego Rivas sólo pudo sacar el balón del fondo de la red 0-2. La grada comenzaba a pitar con timidez, pero todo resultaba extraño, pues el Alba no había salido mal y en cambio llevaba dos goles encajados por errores propios.

En el minuto 20 pudo recortar diferencias Keko con un cabezazo que se perdía muy cerca de la portería defendida por Miño. Paredes ponía un buen centro desde la izquierda y el extremo madrileño saltaba en el segundo palo para rematar fuera.

Cinco minutos después, llegaba una doble oportunidad para los blancos. Primero Mario Ortiz disparaba con mucho peligro desde la frontal, pero el balón salía a córner tras chocas en un rival. En el saque de esquina, Samu centraba largo al segundo palo y Edu Ramos empalmaba para mandar el esférico al larguero. Se resistía el gol para los blancos.

Seguía el choque por el mismo camino a la media hora, el Albacete buscaba recortar diferencias sin obtener su fruto. Samu dispuso de otra ocasión muy clara, pero tras hacer un gran recorte pegado a la línea de fondo y acomodar el balón a su derecha, propinaba un tremendo pelotazo en la cara al central Agus que evitaba así el gol.

La insistencia del Albacete finalmente obtendría su fruto y por partida doble en lo que fue un minuto mágico. Era el minuto 33, Carlos se internaba en el área con mucha potencia y Bustos entraba desbocado derribando al lateral. El árbitro señalaba penalti a instancias del linier. Samu lanzaba desde los once metros al centro y ponía el 1-2.

Sin tiempo para celebrarlo y en una rápida jugada, Keko recibía en profundidad. Entraba por la derecha como una bala dejando a su par detrás y soltaba un latigazo al palo corto imparable. Miño se lanzaba pero no podía detener el empate 2-2. Minuto de locura en el Belmonte que veía como su equipo igualaba un partido que se había puesto muy mal en los primeros 15 minutos.

Aún pudieron los blancos darle la vuelta al partido antes del descanso en un disparo desde la frontal de Edu Ramos que no encontraba portería por muy poco. El cuero salía desviado a la derecha del portero balear. Así se llegaba a la caseta, con empate a dos y un Albacete que se crecía por momentos merced a los goles de Samu y Keko en un minuto mágico.

Se culminaba la remontada

Comenzaba la segunda mitad y lo hacía con un cambio en el Mallorca. Miquel Soler daba entrada a Pareira y Brandon que había marcado el primer gol, se quedaba en el vestuario. Saltaba el Albacete con más intensidad en busca del gol, igual que había terminado los primeros 45 minutos. Keko y Samu llevaban mucho peligro por sus bandas y el Mallorca no salía de su campo.

Entre el minuto 50 y 60, el Alba dispuso de dos buenas ocasiones pero los remates de César Díaz y Keko, no encontraron portería. Los blancos jugaban a placer frente a un Mallorca que se dedicaba a esperar y buscar los errores locales.

Sampedro introducía un doble cambio en el 62, dando entrada a Chumbi y Moutinho, por Gonzalo y Samu. El técnico quería la victoria, sacaba pólvora y retrasaba a Edu Ramos al centro de la zaga. Chumbi sólo llevaba dos minutos sobre el campo cuando estuvo cerca de marcar el tercero del Albacete. Buen zurdazo desde la frontal que Miño despejaba. El árbitro de manera incomprensible no pitaba córner.

Sólo había un equipo sobre el césped y ese era el Albacete Balompié. En el minuto 75, Moutinho tuvo en su pierna derecha el 3-2. Controlaba en la banda, ingresaba al centro y disparaba un derechazo desde la frontal. El cuero se perdía por centímetros cerca del palo izquierdo. Dos minutos después, Miño evitaba el tanto de un Paredes que está viviendo una segunda juventud en el cuadro manchego. La grada disfrutaba, la afición cantaba y la fiesta merecía un premio.

Y ese regalo llegaba en el 79 en forma de remontada. Moutinho recibía en banda izquierda, se marchaba con mucha velocidad, llegaba hasta línea de fondo y dejaba con la zurda al centro para que Chumbi sin oposición empujara a la red 3-2. La grada estallaba e incluso comenzaba la ‘Ola Mejicana’.

El Albacete lejos de conformarse con el 3-2 buscaba una y otra vez la meta de Miño. Los blancos disfrutaban sobre el césped y la afición en la grada. Chumbi estuvo cerca de lograr el cuarto en un buen remate de cabeza a centro de Keko. El delantero saltaba y aguantaba en el aire demostrando que por arriba lleva peligro. Cidoncha también con la testa perdonaba dos minutos después.

Merecía el cuarto el Albacete por la insistencia y habría sido un premio excelente para Paredes, pero el palo lo evitaba. Moutinho controlaba en banda, veía como el lateral le acompañaba por detrás, la dejaba rasa y Paredes conectaba un zurdazo maravilloso que acababa en la madera.

Al final el que lo busca lo consigue. Llegaba un nuevo premio en forma de gol para los blancos y su autor fue Moutinho. Desde que saltaba al césped se mostraba muy activo, participaba en muchas jugadas peligrosas, asistía a Chumbi en el tercero y le tocó a él. Subió por la banda, recortó al centro y con la derecha soltaba un latigazo cruzado al palo largo que superaba a Miño poniendo el 4-2. El árbitro no quiso añadir más, pues era el 89 y el choque finalizaba con el merecido triunfo blanco que les deja con 50 puntos en la tabla.

La permanencia era matemática antes del choque y el Albacete lo quiso celebrar con una buen partido lleno de goles y emoción. La segunda mitad de los blancos fue magnífica, al igual que la mayor parte del partido, pues el 0-2 era un espejismo. El de hoy ha sido uno de los mejores choques de los blancos como locales y la afición lo recompensaba con una sonora ovación al final. Ahora quedan dos choques intrascendentes ante Lugo y Racing, que el Albacete quiere ganar para seguir escalando en la tabla.

Ficha:

ALBACETE 4

MALLORCA 2

Albacete: Diego Rivas, Carlos, Gonzalo (Moutinho, minuto 62), Noguerol, Paredes, Portu, Edu Ramos, Mario Ortiz, Keko, Samu (Chumbi, minuto 62) y César Díaz (Cidoncha, minuto 71).

Mallorca: Miño, Cifre, Agus, Truyols, Gulán, Cendrós, Yuste, Bustos (Javi Ros, minuto 61), Brandon (Pereira, minuto 46), Fofó ( Cedric, minuto 71) y Joselu.

Goles: 0-1. Minuto 7, Brandon; 0-2. Minuto 16, Fofó; 1-2. Minuto 34, Samu; 2-2. Minuto 35, Keko;3-2. Minuto 79, Chumbi; 4-2, minuto 89, Moutinho.

Árbitro: Munuera Montero (Colegio Andaluz). Amonestaba a los locales Paredes y Noguerol; y a los visitantes Bustos y Cifré.

Incidencias: Partido correspondiente a la jornada 40 en la Liga Adelante disputado en el Carlos Belmonte ante más de 7.300 espectadores. Antes del inicio del partido la LFP en colaboración con Aficiones Unidas harán entrega de un reconocimiento a la afición del Albacete como la mejor de la temporada 2014-15. Además, se guardaba un minuto de silencio por el fallecimiento de Doña Josefina Jiménez, madre del presidente de honor, Rafael Candel y de la socia 789 Encarnación Fajardo Alegre.

You must be logged in to post a comment Login

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.