El Albacete no debe confiarse en el tramo final

Restan cinco jornadas para acabar el campeonato y los de Luis César Sampedro tienen la permanencia cerca. Para ello deben seguir sumando ante equipos con los que perdieron en la primera vuelta como: Alavés, Llagostera, Mallorca, Racing. El Alba sólo superó al Lugo en el mismo tramo de la primera mitad de campeonato

 

Cinco jornadas para el final y la permanencia se toca con la punta de los dedos. Eso es algo evidente tras una gran segunda vuelta, pero las matemáticas dicen que el objetivo aún no está cumplido y el Albacete Balompié no debe confiarse.

Los blancos reciben al Alavés y un triunfo podría dejar el descenso todavía más lejos. El Alba está seis puntos por encima de la zona de quema, pero queremos volver unos meses atrás, para recordarles que no ha resultado un camino de rosas. Ahora las aguas van tranquilas, pero a estas alturas de primera vuelta, los de Sampedro eran colistas.

Corría la jornada 17, el Albacete visitaba Mendizzorroza y en un partido igualado, perdía por 2-1 ante el Alavés, su rival de este sábado. Los blancos acababan dicha jornada cerrando la tabla. Los números eran muy pobres, pues en 17 partidos se consiguieron: 4 victorias, 3 empates y 10 derrotas. Eso sumaba un total de 15 puntos, mientras que una vuelta después y antes de jugar frente a los vitorianos, el Alba tiene 29 puntos más.

Pero como indicamos al principio, no hay que confiarse. Los últimos cinco partidos de la primera vuelta fueron un desastre, ya que a la derrota en Vitoria, se sumo el 0-2 de la Llagostera en el Belmonte; el 2-0 en Mallorca; y el 0-1 en Santander. Sólo se pudo sumar tres puntos y fueron merced a un triunfo contra el Lugo por 3-0.

Es decir, de las cinco jornadas restantes, el Albacete ya sabe lo que es perder contra cuatro de sus rivales. La salvación estará entre los 48-50 puntos, por lo que si repite los números de la primera mitad de temporada, la permanencia podría complicarse demasiado.

Es cierto que los de Sampedro no son los mismos. El cambio del equipo ha sido brutal desde el triunfo en Alcorcón. Si en la primera vuelta el Alba acababa con 18 puntos en 21 partidos y a cuatro de la permanencia, en los 16 choques siguientes ha sumado 26 que le han llevado al puesto 15 con seis puntos de margen sobre la zona de quema.

Además, el Carlos Belmonte es un fortín desde diciembre. Tras la derrota frente a la Llagostera, la afición blanca sólo ha visto victorias y algún empate en las nueve jornadas posteriores. En parte y según los cálculos, venciendo uno de los tres partidos en casa y sumando en los otros dos, puede bastar para continuar el Segunda. Lo cierto es que el Albacete depende de sí mismo y debe mejorar los números de los últimos cinco partidos respecto a la primera vuelta.

Recordar que el sábado a las 16,00 horas es la primera cita importante en el Belmonte ante el Alavés. Posteriormente se viajará a tierras catalanas para medirse a la Llagostera; vendrá el Mallorca; se visitará Lugo y se cerrará la Liga en casa ante el Racing. El objetivo está muy cerca y se debe luchar con intensidad por llegar a él cuanto antes.

 

 

 

 

 

 

You must be logged in to post a comment Login

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.