BannerMarmolesSimonOK
Aúpa Alba

Elena de Toro: “Ser portera es muy complicado, todo depende de ti”

Hoy les presentamos a la guardameta internacional del Fundación Albacete, que explica que sin cancerbera no se puede disputar un partido. Por ello, considera a las jugadoras que juegan en su puesto, como las más importantes para sus equipos

 

Es el primer año de nuestra siguiente protagonista en el Albacete Nexus, pero no por ello, deja de ser una de las piezas importantes del equipo. Llegaba el pasado verano procedente de La Solana y con un gran currículum a sus espaldas, a pesar de sus 17 años. Lo hacía además  con la medalla de plata conseguida por España en la final del Mundial Femenino Sub 17, disputado en Costa Rica.

Hoy, queremos traerles a una de las internacionales del equipo blanco, para que conozcan más de cerca a Elena de Toro Aldaria, que junto a Raxel, son las dos encargadas de poner el cerrojo a la portería del Funda con sus grandes intervenciones.

Hace menos de una semana, la de Bolaños de Calatrava cumplía 18 años. Reconoce para aupaalba.es que el Nexus llevaba varias campañas intentando convencerla para venir y finalmente tras el ascenso, decidió dar el salto de categoría y se ha trasladado a Albacete para seguir creciendo en Primera División.

Elena no sólo es internacional desde los 13 años, también disputa durante estos días el Campeonato de España de Selecciones Autonómicas Sub 18, defendiendo la portería de Castilla-La Mancha. Jugar la final de un Mundial para ella, “fue un sueño cumplido”, además posee medallas de plata y bronce en Europeos, por lo que a su corta edad, le augura un gran futuro. Si quieren seguir conociendo a la guardameta, tan sólo tienen que seguir leyendo. 

Aúpa Alba: Su primera campaña en el Fundación Nexus y la disputa en la máxima categoría del Fútbol Femenino. ¿Es mucha responsabilidad para una jugadora tan joven?

Elena de Toro: Sí, porque eres nueva y acabas de llegar a un equipo de Primera. Debes ganarte el puesto y hay responsabilidad porque la posición de portera así lo exige. Pero el recibimiento ha sido muy bueno. Desde el primer día me hicieron sentir una más y estoy muy contenta con la decisión que tomé.

A.A.: Usted misma lo dice, la portería requiere mucho sacrificio. ¿Cómo se ve el fútbol desde su posición?

E.T.: Es mucha responsabilidad. Ser portera es muy complicado, todo depende de ti. Para mí es el jugador más importante en un equipo, ya que sin portera no se puede jugar. Todas confían en ti, debes transmitir seguridad, estar tranquila, fuera nervios e intentar parar todo lo que llegue.

A.A.: Y vino para competir por un puesto con Raxel. Pasarán muchas horas de entrenamiento juntas y tendrán una rivalidad sana. ¿Qué destacaría de su compañera?

E.T.: Es una gran portera y una gran compañera. Siempre lo he dicho. Las dos estamos haciendo buen papel cuando nos toca jugar y veremos como sigue la temporada.

A.A.: Desde los 13 años internacional con España. Ha jugado un Mundial y Eurocopas, obteniendo grandes resultados. Eso requiere un duro entrenamiento…

E.T.: Sí, entreno cinco días a la semana. Cuatro con el equipo, pero tengo otro más porque es específico en portería. Es complicado sacar tiempo para todo, porque entre que estudias, sales algún día a correr y vienes a entrenar, se pasan los días volando.

A.A.: Pero la recompensa merecerá la pena. No todo el mundo puede presumir de un subcampeonato Mundial.

E.T.: Cierto, es un sueño cumplido. Por ejemplo, veía en la tele el de los chicos y pensaba en que se sentiría, en jugarlo, ganarlo… Para mí eso era un sueño. Jugar europeos es muy importante, pero llegar a un Mundial es muy complicado, la clasificación es más difícil. Este año para entrar deberíamos quedar entre las tres primeras de Europa y eso es complicado.

A.A.: Podría narrar para Aúpa Alba, ¿cómo fue esa experiencia?

E.T.: Fue algo inolvidable. Empezamos mal contra Japón, porque perdimos. Pero a partir de ahí fuimos ganando todo. Incluso en cuartos que nos tocó contra Nigeria y había unas chicas muy grandes. Nadie apostaba por nosotras, al final ganamos y llegamos a la final. Por desgracias perdimos de nuevo contra Japón, pero dimos la cara y fue una experiencia inolvidable ante 33.000 personas. Salías al campo y se te ponía la piel de gallina.

A.A.: Volviendo a la competición doméstica. Viene de jugar en La Solana en Segunda, ¿ha notado el cambio de división? ¿Son mejores las delanteras?

E.T.: Sí, claro que se nota, es la máxima categoría, es un gran salto y espero aprender mucho. Respecto a la calidad de las atacantes, también hay mucha diferencia. Sube el nivel, hay más llegadas, mayor intensidad, tanto por nuestra parte, como por parte del rival. Tenemos que dar lo mismo o más que el resto de equipos para sacar algo positivo, hemos aprendido de ello. Aunque nos ha pasado factura en algún partido y debemos espabilar un poco.

A.A.: Siguen fuera del descenso, pero todo está muy apretado por la zona de abajo. ¿Confiamos en la permanencia?

E.T.: Por supuesto, hay que confiar siempre, porque quedan muchos partidos y perfectamente optamos a salvarnos. Ningún equipo, salvo el Barcelona, es superior a nosotras. Podemos afrontar cada partido pensando en que el rival es igual que nosotras. Todo el mundo pensaba que contra el Bilbao perderíamos y al final conseguimos empatar. Metimos mucha intensidad y si afrontamos así lo que queda. Podemos sumar puntos perfectamente.

A.A.: Y eso de enfrentarse a rivales que siempre habrá visto en la televisión, como Barcelona, Atlético, Valencia, Bilbao, Levante, Rayo…

E.T.: Motiva mucho. Sobre todo cuando nos televisan, ya que en fútbol femenino eso no se ve mucho. Aquí en Primera se están retransmitiendo bastantes partidos y lo cierto que es bueno, porque nos da información de otros rivales y nos anima saber que te puede ver todo el mundo. A su vez es una responsabilidad, ya que quieres hacerlo lo mejor posible.

A.A.: Estamos viendo que no sólo lo hace bien con las manos y bajo los palos, también saliendo rápido y jugando con los pies. Incluso tuvo que vestirse de corto un partido por las lesiones.

E.T.: Es cierto que tengo muy practicado eso de salir a balones a la espalda, aun así, tengo que seguir trabajándolo, me queda mucho tanto en eso, como en otras cosas. Como indicas, contra el Bilbao me tocó cambiarme y vestirme de jugadora, aunque al final no salí. En mi anterior equipo si lo hice, tanto de extremo como de delantera.

A.A.: Esto para usted será un Hobby, ya que en el Funda no cobran. Podría contar, ¿a qué se dedica Elena de Toro fuera del fútbol?

E.T.: Estudio bachillerato. Más adelante me gustaría estudiar una carrera. Algunas veces me voy a correr, otras a jugar a fútbol sala. Si algún día me apetece hacer algún otro deporte y no tengo que estudiar, me voy y lo práctico con alguna compañera de la residencia. No me suelo aburrir (entre risas).

A.A.: Para finalizar, nos contaba que jugar la final del Mundial ante 33.000 personas, fue impresionante. ¿Qué le está pareciendo el ambiente que encuentran en la Ciudad Deportiva en los partidos de casa?

E.T.: Lo cierto es que muy bien, viene mucha afición. Aunque debo decir que en La Solana también venía mucha gente. Era impresionante el apoyo al fútbol femenino y aquí está pasando lo mismo. La verdad es que es un gran apoyo. Cuando juegas y ves tanta gente en la grada, ayuda a ir con más ganas.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies