BannerMarmolesSimonOK
Aúpa Alba

Irene Sotos: “Pensé en dejarlo, pero al día siguiente ni se me pasaba por la cabeza”

La centrocampista del Fundación Nexus es un claro ejemplo de superación. Tras una rotura de ligamento cruzado y más de una año de baja, está volviendo a disfrutar de lo que más le gusta: El fútbol 

Tras unas semanas de descanso, nos desplazamos de nuevo a la Ciudad Deportiva para seguir con nuestra rueda de presentaciones de las jugadoras del Fundación Albacete Nexus. Esta vez, llega el turno de una futbolista que ha demostrado ser un claro ejemplo de superación. Tras una grave lesión por rotura del ligamento cruzado, ha tenido que pasar más de un año para volverla a ver sobre el terreno de juego.

Como ella misma cuenta para Aúpa Alba, le pasó por la cabeza dejar lo que más le gusta, pero con sacrificio y esfuerzo, ha tirado para adelante. Les hablamos de Irene Garrido Sotos, más conocida en el vestuario como ‘Sotos’ e incluso cariñosamente sus compañeras le dicen “Mofli por mis mofletes”. Esta centrocampista lleva desde los 10 años que empezó a jugar al fútbol 7 en el Nexus, es decir que son 11 años los que ha dedicado al club albaceteño.

A pesar de su juventud, es una de las veteranas de la plantilla, comenta que poco a poco está mejor de la lesión que anteriormente les mencionábamos y eso es algo muy positivo.

Para coger ritmo de competición disputa partidos con el filial, mientras que también ha debutado en Primera y su objetivo es llegar a disputar algún encuentro entero. 

Sotos puede ocupar cualquier zona del centro del campo, desde la banda a la media punta. Tiene claro que del fútbol femenino es complicado vivir “tienes que buscarte un poco la vida. Yo estudio Magisterio y doy clases de natación a niños”. 

Irene es un claro ejemplo de superación, pues tras más de un año en el dique seco ha vuelto a la competición con muchas ganas de disfrutar. Para ella el fútbol es “un hobby y es lo que me gusta”, así lo expresaba con una sonrisa. Les recomendamos  que sigan leyendo, merece la pena dedicar unos minutos. 

Aúpa Alba: Para empezar, creo que es obligatorio preguntar ¿cómo se encuentra Irene Sotos? 

Irene Sotos: Ahora mucho mejor, pero voy poco a poco. Me he pasado más de un año sin jugar, llevo seis meses sin esguinces de rodilla ni nada y esperemos seguir así. Estoy jugando los partidos que puedo con el filial para coger ritmo, me gustaría ver si puedo disputar más minutos en Primera o incluso jugar algún partido entero. 

A.A.: No es sencillo enfrentarse a una rotura de ligamento cruzado, pero con esfuerzo y dedicación, lo está superando. ¿Qué le pasaba por la mente durante el tiempo que estuvo de baja? 

I.S.: Hubo varios momentos en los que decidí dejarlo, pero al día siguiente ni se me pasaba por la cabeza. Ahora a luchar y tirar para arriba. Debemos darlo todo en los partidos que quedan y conseguir la permanencia. 

A.A.: ¿Recuerda el día de su vuelta con el Fundación Nexus en Primera? 

I.S.: Claro, porque empecé la campaña con un esguince de rodilla y no pude debutar hasta el encuentro contra el Bilbao aquí. Empatamos a un gol, por lo que fue un debut magnífico. Jugué solamente dos minutos, pero genial. Esa semana el Bilbao era el líder y creo que por el momento, es la mejor experiencia que he vivido desde que ascendimos. 

A.A.: Pero, si tuviera que elegir su mejor momento en los once años que está en el Nexus, ¿con cuál se quedaría? 

I.S.: Si te digo la verdad, creo que el mejor momento, fue a la vez el peor, el día del ascenso en el Carlos Belmonte. Y digo eso porque para mí fue inolvidable, una alegría inmensa; pero no pude jugar por la lesión. Desde la grada todo es un poco amargo. Se viven los partidos con muchos nervios. El día del ascenso lo viví nerviosa total, me comía las uñas, todo. Aunque al final ascendimos y es lo importante. 

A.A.: Ha vivido desde dentro las fases de ascenso pérdidas, por lo que la explosión de alegría tuvo que ser doble. 

I.S.: Sí, han sido muchos años de lágrimas, de lloros… Tras el pitido final ante el Granadilla te olvidas un poco de todo aquello y ahora sólo recuerdas el ascenso. Me quedaría con eso, fue un momento de mucha felicidad. 

A.A.: Por lo que explica, parece que han vivido algo irrepetible, pero ¿cree que lo mejor está por llegar? 

I.S.: Sí, pienso que lo mejor aún no ha llegado, porque nuestro siguiente sueño es poder meternos en Copa de la Reina, este año o el que viene, pero creo que sí, aún queda mucho. 

A.A.: Hay mucha diferencia en el nivel de los rivales con el salto de categoría. 

I.S.: Pues sí se nota bastante diferencia. En Primera considero que hay mucho más contacto, también los equipos son más físicos. Los rivales en Superliga se dedican la mayoría a esto, pagan y para nosotras es un hobby. 

A.A.: Para ser un entretenimiento, se lo toman muy enserio: cuatro entrenamientos a la semana, partidos los fines de semana, buena primera vuelta y fuera del descenso… 

I.S.: Es cierto, pero es lo que nos gusta. Además, estamos cumpliendo el objetivo y esperemos seguir así. Habrá que ver si en siete u ocho jornadas, podemos estar definitivamente salvadas. Ahora debemos disfrutar. 

A.A.: Llega una fase importante, frente a rivales que luchan por no descender, después del tropiezo en Sevilla, ¿toca vencer el domingo? 

I.S.: Por supuesto, ahora viene tres partidos frente a rivales directos. Debemos ganarlos sí o sí para mantenernos en Primera. Creo que lo podemos conseguir. 

A.A.: Los dos últimos triunfos en casa ante Espanyol y San Grabriel llegaron bajo la lluvia. ¿Pedimos que llueva este fin de semana? 

I.S.: Que llueva, que nieve, que hiele… Lo que sea mientras ganemos. Además, diría a los aficionados que se pasen, verán como disfrutan con el fútbol femenino y volverán seguro. 

A.A.: El fútbol femenino cada vez está teniendo mayor repercusión. Ayuda que España se haya clasificado para un Mundial. ¿Qué opinas al respecto? 

I.S.: Poco a poco vamos creciendo y esperemos que la gente siga a la selección y se entusiasme más por este deporte. 

A.A.: Tiene compañeras que son internacionales en las categorías inferiores de España, ¿cómo lo viven en el vestuario? 

I.S.: Son un poco galácticas (entre risas). Se vive muy bien, muy contenta por ellas y esperemos que sigan así muchos años. 

A.A.: Vemos cada jornada mucha calidad en el equipo. Sin dejarle tiempo para pensar, ¿a qué compañeras destacaría? 

I.S.: Por su velocidad a Alba Redondo y Marina Martí. Por juego, hay gente muy buena, pero creo que Mati destaca bastante. 

A.A.: Para finalizar, cree que la parte importante del éxito del Funda es la piña que tiene en el vestuario. 

I.S.: Posiblemente esa es nuestra mejor arma. El ambiente en el vestuario es genial. Somos una gran familia y eso se nota a la hora de jugar.

 

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies