BannerMarmolesSimonOK
Aúpa Alba

La vuelta de Miguel Núñez, cada vez más cercana

El central pasó un tac y la evolución de su rotura de mandíbula es buena. Entrena prácticamente al 100% y espera el alta médica, para ganar confianza en los choques y balones aéreos

 

 

Tras el entrenamiento matinal y la triste noticia de la posible recaída de Israel Bascón, otro de los lesionados, ha pasado por ruede de prensa. En concreto, ha sido el turno de Miguel Núñez. El central, se encuentra en la recta final de su recuperación. Tras someterse a un tac y ver que la evolución es favorable, entrena prácticamente al 100% con el resto, aunque como el mismo reconocía “con precauciones en balones aéreos, contactos y choques. Estoy en la recta final, la evolución es buena, pero debemos tener un poco de paciencia y esperar a que se consolide un poco más”.

 

Núñez ha comentado sobre la posible recaída de Bascón que “parece que a perro flaco, todo son pulgas. Acabando el entrenamiento volvemos a tener malas noticias. Esperemos que las pruebas sean positivas, salgan bien y sea menos de lo que parece. Mandarle nuestro apoyo y muchos ánimos”. Para el central es un palo duro y considera que lo mejor que pueden hacer es “ganar el domingo a Las Palmas y dar una alegría a Isra”. El pacense espera que las pruebas practicadas a su compañero “no sean tan negativas como creemos”.

 

Desde principio de temporada al Alba se le están juntando muchas noticias negativas, no sólo por la mala racha de resultados, “estamos teniendo muchas lesiones, algunas graves, pero esto es fútbol y los que estamos sanos debemos tirar para adelante, ser lo más positivos que podamos y entrenar como animales”. El central tiene claro que no queda otra, pues la única solución a la mala situación deportiva es “entrenar, corregir errores, no perder la ilusión y confianza en nosotros”, para “llegar el domingo, hacerlo lo mejor que podamos o un poco más e intentar sacar puntos cuanto antes”.

 

Si algo  tiene claro el futbolista es que hay “plena confianza en todos los compañeros, en mí y en toda la gente que trabaja en el club. Hemos demostrado que estamos capacitados, hemos resuelto situaciones peores que esta y esos momentos son más difíciles”.

 

Debido a su lesión, Núñez se vio obligado a parar los 15 días posteriores a su rotura de mandíbula, pero “después no he dejado de hacer ejercicio, físicamente estoy bien y sólo espero a que los cirujanos me den el visto bueno, para ir al choque y a los balones aéreos con seguridad”.

 

Para finalizar, el defensa deja claro que con su vuelta, los problemas no se solucionan por arte de magia: “Si me considerara un Puyol, Maldini o Ramos, entonces diría que al salir yo, se solucionarían los problemas. No es la realidad, creo que tengo que entrenar lo mejor que pueda, y cuando me toque jugar lo mismo o un poco más. Sólo con hacerlo bien, no nos está llegando. Luego si salen bien los partidos, encantado. No nos debe quedar ni una gota de esfuerzo, hay que llegar a casa cada día fundidos”.

 

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies